Vuelta al cole

 En Psicología infantil
Hoy me gustaría hablaros de la vuelta al cole, septiembre es un periodo de mucho estrés, para los papás, las mamás y los niños. Ahora ve por la lista de libros, encárgalos, después ve a por la montaña de ropa y zapatos nuevos que necesitarán. Unos zapatos para el día a día, otros para hacer deporte, y unas botas para que no cojan frío. Planificar las comidas, las extraescolares de este año, los berrinches porque no quieren ponerse tal camiseta el primer día de clase.

Y para los niños, también es un periodo de nervios y emociones nuevas. La mayor parte de las veces, se encuentran en una situación novedosa y extraña, tienen que establecer nuevas relaciones con compis que no conocen, descubrir quien será su tutor o tutora este año. Las primeras semanas pueden sentirse algo nerviosos, lo que puede provocar que se muestren algo tristes e incluso irritables. Debemos entender estos estados emocionales y darles la importancia que merecen, si es algo temporal en breve volverán a su humor habitual, pero muchos padres se preguntan ¿qué hago cuando mi hijo está triste?, lo adecuado es que el niño o niña se sienta apoyado por sus padres y su entorno pase lo que pase, por lo que este es un buen momento para mostrarles nuestro amor y cariño incondicional.

Os expongo una lista para enfrentarnos a estas situaciones, que es en realidad una lista de pautas educativas:

La lista que os muestro no solo sirve para estas situaciones, se puede aplicar de manera más general, como una especie de mantra o tareas a realizar para que nuestros pequeños sean más felices y aumentar el apego que sienten hacia nosotros, ambas cosas esenciales para un pleno desarrollo.
Tampoco se trata de agobiar a nuestros hijos, si en un momento dado no quieren hablar habremos de respetar esa decisión, más tarde podemos volver a preguntar si quieren que hablemos un poco. De esta manera, ellos ya saben que queremos charlar con ellos y por lo tanto serán conscientes de que nos preocupamos por ellos, lo que se interpreta como una muestra de amor.
Es importante hablar brevemente de habilidades sociales, ya que resulta imprescindible saber cómo decir las cosas. No es lo mismo decir, “¡Quiero hablar contigo ahora mismo!”, que decir “Me gustaría hablar contigo, si a ti también te apetece.”
Si la tristeza o irritabilidad no desaparecen, sería adecuado acudir a un psicólogo especializado en la infancia. Dejar pasar el tiempo aumenta la gravedad de los problemas y además en la infancia paraliza su desarrollo emocional, social e intelectual.
Entradas Recientes

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar