Ansiedad en la infancia y adolescencia

Los problemas de ansiedad también son comunes en estas etapas, la diferencia respecto a los adultos es el foco de preocupación, que varía según la edad y la forma de expresarlo.

Durante la infancia es habitual el miedo a la oscuridad, a quedarse solos o sin compañía de los padres (ansiedad por separación), a los animales, al daño físico o estímulos intensos, en general es una ansiedad más enfocada en el instinto de supervivencia. Al ir cumpliendo años los miedos van cambiando, siendo más habitual encontrarse ansiedad por rendimiento escolar y por la obtención de la aprobación de los padres.

Con la llegada de la adolescencia el miedo se centra más en el apartado social, siendo las preocupaciones principales la aceptación entre personas de la misma edad y en el entorno escolar, mostrando una elevada ansiedad al ridículo.

Síntomas

Infancia

  • Son muy comunes los síntomas físicos como vómitos, dolor de estómago…
  • Pesadillas y dificultades a la hora de dormir
  • Irritabilidad si tienen que exponerse a la situación de miedo
  • Evitación de la situación que provoca ansiedad
  • Verbalizan miedos irracionales

Adolescencia

  • Preocupaciones demasiado intensas
  • Pensamientos negativos sobre uno mismo
  • Síntomas físicos como taquicardia, temblores, mareos…
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Tensión muscular
ansiedad-infantil

Tratamiento de la ansiedad

Realizamos una primera sesión con los padres, en la que obtenemos información del problema desde su punto de vista; nos aporta información valiosa que los niños o adolescentes no siempre comparten. En las siguientes sesiones, conocemos el problema desde el punto de vista del niño o adolescente, utilizando métodos diferentes según la edad.

El tratamiento de ansiedad implica enseñar herramientas que produzcan que la persona comprenda que la situación no es peligrosa, o menos de lo que pensaban. Además, buscamos que los niños y adolescentes comprendan que ellos tienen habilidad para encontrar alternativas si ocurriese algo negativo. Se les enseña a aceptar que no tienen un control del 100% de las situaciones; es importante que desarrollen una convivencia saludable con lo impredecible. Trabajamos la autoestima, que en estos casos suele estar dañada, y enseñamos a gestionar las emociones. Utilizamos técnicas de relajación y exposición a las situaciones que provocan ansiedad de manera controlada.

El tratamiento es adaptado a la edad del paciente: con los niños se utilizan tratamientos enfocados en el juego y dibujo; con adolescentes dependiendo de la edad se van introduciendo técnicas equivalentes a la terapia con adultos, pero adaptada a su desarrollo.

¡Reanudamos
actividad presencial!

Ven a vernos, cumplimos con todas las
medidas de seguridad

 

SABER MÁS

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar