Los 7 trastornos psicológicos más comunes

 En Síndromes y Trastornos

Existe una variedad de trastornos psicológicos que varían según sus signos, síntomas y grado de gravedad, sin embargo, ninguno de ellos discrimina de raza, religión o género. Se consideran un problema de atención mundial y probablemente algunos pasen desapercibidos y otros no tanto, por eso hoy, desde Atlas Psicólogos, hablaremos de los más frecuentes.

Trastornos psicológicos

Los trastornos psicológicos o mentales son enfermedades de índole emocional y psicológica que, según la OMS, se caracterizan por alteraciones y distorsiones del pensamiento, emociones, percepciones, conducta y relaciones con los demás.

La prevalencia cada año aumenta a nivel mundial, convirtiéndose en muchos casos en un problema de salud pública, ya que incide en un 10 y 20 % de la población, por lo que cada vez se hacen más esfuerzos en intervenir en el tratamiento y prevención para mejorar la calidad de vida de quien lo padece, sus familiares y por ende, la sociedad.

Trastornos psicológicos más comunes

Depresión, ansiedad...

Datos del año 2002 de la Asociación Americana de Psiquiatría revelan que los trastornos psicológicos afectivos son los más frecuentes, dentro de los que se encuentra la depresión y ansiedad. Sin embargo, a continuación, te mostraremos algunos de los trastornos psicológicos más comunes que afectan a un gran número de personas.

1. La depresión

La depresión es un trastorno mental que según la OMS afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo, siendo en mayor proporción afectadas las mujeres.

Te interesa: ¿Las mujeres son más propensas a la depresión?

Los síntomas claves de este trastorno mental son:

  • Estado de ánimo distímico o más conocido como tristeza
  • Pérdida de interés en las cosas que antes eran placenteras
  • Alteración de los patrones del sueño y alimentación
  • Inercia
  • Afectación de la autoestima
  • Alteración del pensamiento con patrones de culpabilidad y negativismo
  • En los casos más extremos, pérdida del sentido de la vida que en algunas personas llevan al suicidio.

2. Trastorno de ansiedad generalizada

La ansiedad se define como una emoción que incluye sentimientos de tensión y preocupaciones recurrentes, acompañadas de cambios fisiológicos. Mientras que la ansiedad es una respuesta normal ante situaciones potencialmente amenazantes o inquietantes, el trastorno de ansiedad generalizada (TAG) se considera un problema psicológico.

Este trastorno se caracteriza por una ansiedad persistente y excesiva que se extiende en el tiempo, junto con preocupaciones sobre situaciones, objetos o eventos no específicos.

Aunque hay varios trastornos de ansiedad, el TAG es el más prevalente entre ellos.

3. Trastorno de pánico

Las personas con este trastorno psicológico experimentan episodios de miedo intenso (pánico) y malestar, que alcanzan su punto máximo en pocos minutos.

Te recomendamos: Miedo al miedo o «trastorno de pánico»

Durante estos episodios, la persona puede padecer síntomas físicos como dolor en el pecho, palpitaciones, dificultad para respirar, mareos o malestar abdominal. En ocasiones, el miedo puede ser tan intenso que se acompaña de un fuerte temor a morir o a perder el control.

4. Trastorno bipolar

El trastorno bipolar es uno de los trastornos psicológicos más estigmatizados. Esta condición provoca cambios extremos en el estado de ánimo de la persona, que van desde picos emocionales, conocidos como manía o hipomanía, hasta episodios de depresión severa.

Te interesa: Cambios de humor. Consejos para tratarlos

Durante la manía, la persona puede experimentar euforia, una energía desbordante o irritabilidad. En contraste, la depresión se caracteriza por sentimientos de tristeza, desesperanza y falta de interés en actividades placenteras.

Aunque el trastorno bipolar es una condición crónica, la persona puede aprender a controlar sus cambios de humor y otros síntomas mediante un plan de tratamiento adecuado.

5. Esquizofrenia y psicosis

Esta clasificación de trastorno mental suele ser la más incapacitante, ya que hay una afectación severa en la psiquis del paciente en la que se pierde el sentido de la realidad, dando espacio a alucinaciones y delirios, impidiendo el desarrollo de una vida normal.

La esquizofrenia es uno de los trastornos mentales más reconocidos pero menos entendidos por la mayoría de las personas. Este trastorno mental grave se caracteriza porque la persona percibe e interpreta la realidad de manera patológica o diferente a la percepción común.

La esquizofrenia puede manifestarse con una mezcla de alucinaciones, delirios, y pensamientos y comportamientos desorganizados, los cuales pueden afectar significativamente el funcionamiento diario y llevar a una incapacidad considerable.

6. Déficit de atención e hiperactividad

Este trastorno, que afecta principalmente a niños y jóvenes, se considera un trastorno conductual que incluye síntomas como la falta de atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo. Además, este trastorno afecta la capacidad de aprender y de desenvolverse socialmente.

Los síntomas del TDAH suelen manifestarse a una edad temprana y pueden intensificarse cuando las circunstancias o el entorno del niño cambian. No obstante, en la mayoría de los casos, los síntomas tienden a mejorar con el tiempo. A pesar de esto, muchos adultos que fueron diagnosticados con TDAH en la infancia continúan enfrentando problemas de atención o impulsividad.

Te recomendamos: Hiperactividad en adultos: ¿qué es? ¿Por qué surge? ¿Es igual que la infantil?

Además, las personas con este tipo de trastorno pueden experimentar dificultades adicionales, como ansiedad o trastornos del sueño.

7. Trastornos de alimentación

Los trastornos de alimentación son un tipo de trastorno psicológico caracterizado por patrones alimenticios anormales que afectan negativamente tanto la salud física como mental de la persona que los sufre.

Algunos de los trastornos alimentarios más comunes incluyen:

  • Trastorno por atracón: la persona consume compulsivamente grandes cantidades de comida en un corto período de tiempo.
  • Anorexia nerviosa: la persona limita severamente su ingesta de alimentos, resultando en un peso corporal extremadamente bajo.
  • Bulimia nerviosa: después de comer en exceso, la persona intenta eliminar la comida ingerida mediante comportamientos purgativos.
  • Pica: la persona consume de manera compulsiva sustancias no alimenticias durante todo el día.

¿Qué origina los trastornos psicológicos?

No existe una única causa para los trastornos mentales. Diversos factores pueden aumentar el riesgo de padecerlos, como:

  • La genética y los antecedentes familiares
  • Experiencias de vida, como el estrés o el abuso, especialmente durante la infancia
  • Factores biológicos, incluyendo desequilibrios químicos en el cerebro
  • Traumatismos cerebrales
  • Exposición prenatal a virus y/o sustancias químicas tóxicas
  • Consumo de alcohol o drogas
  • Enfermedades graves, como el cáncer
  • Tener pocos amigos y sentirse solo o aislado

Los trastornos mentales no se deben a una falta de carácter ni están relacionados con ser débil.

Como ves, los trastornos psicológicos son más comunes y frecuentes de lo que pudiste haber imaginado, y de seguro conoces a alguien que habrá padecido al menos alguno de los síntomas que pudimos nombrar. Lo importante es concientizar, estar alerta y prestar ayuda al paciente más cercano.

Entradas Recientes