Cómo identificar signos de riesgo de suicidio en personas cercanas

 En Psicología

El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España y una de las principales causas de muerte en toda la población: de media, se producen 10 suicidios diarios. La prevención es una de las mejores herramientas para luchar contra estos números, puesto que según la OMS, al menos el 30% de estos casos se podrían evitar. 

Por ello, saber reconocer los signos de riesgo para identificar cuando alguien puede llegar a tener pensamientos suicidas, es una herramienta esencial. No obstante, los expertos apuntan que no todas las personas que se intentan quitar la vida dan previamente señales; y que, en otros casos, resulta sumamente complicado identificarlas: quienes atraviesan crisis profundas, pueden esforzarse por esconder los síntomas.

Por estas razones, desde Atlas Psicólogos, te ofrecemos este artículo en el que explicaremos cómo identificar signos de riesgo de suicidio en personas cercanas.

Causa y factores de riesgo de suicidio

Las conductas suicidas, en cierto modo, se pueden predecir, puesto que existen ciertos factores que aumentan el riesgo de desarrollarlas. Entre ellos, destacan los siguientes:

1.   Factores sociodemográficos

Las mujeres tienen una mayor tasa de intentos de suicidio y los hombres, una mayor tasa de suicidios consumados. Los jóvenes y los ancianos cuentan con mayor riesgo. Además, la tasa de suicidio es superior entre las personas solteras, divorciadas o viudas.

2.   Factores medioambientales

La mayoría de personas que intentan quitarse la vida han vivido acontecimientos estresantes en los tres meses anteriores, como problemas personales, pérdida de seres queridos, de trabajo o problemas económicos.

3.   Factores clínicos

Las personas con enfermedades crónicas o discapacidades tienen un mayor riesgo de suicidio. A veces, factores asociados con la enfermedad (como puede ser la pérdida de movilidad, el dolor crónico o la pérdida de independencia) pueden contribuir a aumentar este riesgo.

Te interesa: “Los 6 trastornos psicológicos más comunes”

4.   Factores personales y sociales

Los factores que aumentan el riesgo de suicidio son: la falta de habilidades para la resolución y superación de problemas; la falta de confianza y autoestima o de habilidades sociales; la falta de apoyo familiar o comunitario y el aislamiento social o la falta de cuidados.

Signos de riesgo de suicidio en personas cercanas que deberíamos prestarle atención

En la mayoría de los casos, no es posible saber si alguien se está planteando el suicidio. Sin embargo, las personas con este tipo de pensamientos suelen presentar determinados comportamientos y señales, como, por ejemplo:

  • Aislamiento, por ejemplo, alejarse de familiares o amigos.
  • Irritabilidad, cambios bruscos de comportamiento y altibajos emocionales.
  • Sueño continuo o insomnio.
  • Ansiedad, depresión, conductas autodestructivas. Con respecto a las autolesiones: si bien entre los especialistas hay diferentes miradas respecto a si constituyen o no una señal de alarma asociada a la posibilidad de un suicidio, tenemos que estar alertas y preguntar por ellas. Se trata de una pauta de alarma, un semáforo amarillo. Alguien se está haciendo daño, lo está pasando mal.
  • Cambios en la alimentación
  • El sentirse atrapado o “ser una carga”
  • Desesperanza por no poder proyectar un futuro favorecedor. Esto se da principalmente en los jóvenes. Por ello, hay que prestar más atención a las formas en que estos se manifiestan o comunican.
  • Llanto inconsolable.
  • Descuido o abandono de la apariencia física.
  • Aburrimiento permanente.
  • Dificultad para concentrarse, falta de motivación, baja en el rendimiento escolar y el que “nada le resulta interesante”.

Te recomendamos: “Depresión en adolescentes para padres: cómo detectarla y actuar”

  • Quejas por dolores físicos habituales, como de barriga o de cabeza.
  • Pérdida de interés en actividades que antes le resultaban placenteras (“ya no tengo ganas”).
  • Manifestaciones de baja autoestima.
  • Comentarios como: “yo ya no voy a ser un problema nunca más”, “sin mí vas a estar mejor”, “nada me importa”.
  • Ordenar las cosas y tirar o regalar objetos de valor.
  • Conductas de riesgo como aumento de consumo de alcohol y drogas.
  • El hablar continuamente de la muerte o tener un discurso de pérdida de sentido.

Si crees que un ser querido está pensando en quitarse la vida o si eres tú mismo el que tiene estos pensamientos, llama al teléfono 024, la línea de atención a la conducta suicida del Ministerio de Sanidad.

Entradas Recientes