¿Cómo perdonar y perdonarte?

 En Emociones

Existe una travesía muy larga para alcanzar el perdón. Se necesita mucho tiempo para desarrollar las habilidades que hacen falta para indultar a alguien y a uno mismo. De la misma manera que un imperio no se hace en un día, aprender a perdonar requiere de constancia, compromiso, disciplina y algo de paciencia. Así que si te falta alguna de estas virtudes, lo mejor sería ir cultivando cada una para conseguir ser un maestro en el arte de perdonar.

Habla contigo mismo

Quizás una de las vías hacia el perdón sea simplemente hacerte varias preguntas de tipo “¿por qué esto que me está pasando me hace sentir terrible?”, “¿lo que pasó no tiene solución?”, “¿qué puedo hacer para evitar esta situación?”, “¿estoy siendo muy severo conmigo mismo y con los demás?” entre otras que posiblemente te habrán dicho ya o que seguramente habrás pensado.

Conviene aclarar aquí que uno de las principales causas de no perdonar es que somos muy exigentes con nosotros y con quienes nos rodean.

Cambia la forma de pensar

Las personas piensan que una vida exitosa y perfecta es posible. Pero esto es lo primero que debes cambiar, ya que se necesita saber internamente que todo el mundo comete errores y que el fracaso no debería ser un problema o una dificultad.

Si no se aprende de las faltas y se les presta más atención de la necesaria, estaremos cosechando una mala actitud a la hora de perdonar. Otra manera de cambiar la mentalidad es proponiendo metas realizables a corto plazo y aprender de los resultados.

¿De qué sirve pensar en la culpa?

Luego de un examen riguroso y honesto de tus acciones verás que probablemente te sientas culpable. Pero no vale la pena obsesionarse y quedarse atascado en las cosas que salieron mal. Puedes seguir el ejemplo de otros, revisar testimonios, vídeos, libros o cualquier elemento que sirva de motivación y guía para pensar de otra manera, una más positiva.

Identifica los pensamientos

Tanto la psicología como la filosofía resaltan la importancia de conocerse a sí mismo y poseer una buena inteligencia emocional. No basta con querer cambiar de pensamientos, es necesario saber qué emociones y sentimientos te dominan para que decir perdón sea más sencillo.

Este conocimiento es clave si se desea perdonar, ya que se puede establecer una comunicación transparente con uno mismo al reflexionar sobre las acciones propias y las de los demás.

Dile adiós al rencor

Rodearse de gente también es importante para perdonar y perdonarte. Si los demás te perdonan, ¿por qué no lo haces tú? Está comprobado que las relaciones se vuelven más fuertes si no existen rencores y si nadie está pensando en los errores cometidos como algo irreparable.

Recuerda:

Perdonar no es sinónimo de olvidar, pero es necesario para el crecimiento personal. La aceptación de los errores y aprender de ellos para no cometerlos de nuevo es un paso importante para llegar el perdón.

La vida es muy corta como para vivir resentido contigo mismo o con las personas que te rodean. Empieza de una vez diciendo en voz alta: “Me perdono” y verás, como el cielo se hace un poquito más azul que antes.

Entradas Recientes

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar