¿Es normal agobiarse en las vacaciones de verano?

 En Psicología

Las vacaciones son un periodo para relajarse, hacer todo eso que la rutina de trabajo no nos deja. Sin embargo, en muchas ocasiones la angustia y la ansiedad nos acompañan en la maleta de viaje.

Ahora te estarás preguntando si esto es normal o no. Nosotros te lo respondemos.

 

El agobio y la ansiedad ¿también en las vacaciones de verano?

El estar más tiempo con familia y amigos, organizar viajes, no tener una rutina, cambiar el lugar de residencia o la dependencia del trabajo son algunos factores desencadenantes de ese estado de ansiedad.

El estrés estacional suele manifestarse de forma leve o moderada con síntomas como irritabilidad, inquietud o dificultades en las relaciones familiares y sociales. Esto puede llegar a derivar en consecuencias físicas como: trastornos digestivos, problemas para conciliar el sueño, cansancio, dolor de cabeza, …

Puede venir tanto de la liberación de estrés que supone el dejar de lado nuestra rutina, como de sentirnos inactivos ante unos días libres “sin saber qué hacer”.

Si este es tu caso, en Atlas Psicólogos te traemos algunos consejos para sobrellevarlo.

 

6 consejos para no agobiarse en las vacaciones de verano

En los periodos vacacionales son frecuentes los casos de angustia, ansiedad y estrés en vacaciones debidos fundamentalmente a los cambios que representa este periodo frente a la rutina y que impiden que se descargue la tensión por los mecanismos habituales.

Algunos consejos para mejorar este estado en el que nos encontramos son:

  • Desconectar del trabajo: Para la desconexión de las obligaciones laborales es importante establecer límites y respetarlos para que el trabajo no interfiera en el tiempo de descanso.
  • Evitar el uso abusivo de nuevas tecnologías: disminuir el uso de las tecnologías que generan dependencia como la tablet o el smartphone es importante para lograr un descanso real.
  • Normalizar los cambios: identificar y ser conscientes de los cambios que pueden suponer las vacaciones es un paso previo para poder afrontarlos con normalidad y mayor seguridad, evitando sensaciones de miedo o inquietud.
  • Planificar una “rutina”: ya sea si vas de viaje o te quedas en casa, no está mal tener un orden y ver que cada día tienes un horario establecido para ordenar las prioridades entre los planes placenteros.
  • Dedicar tiempo a actividades placenteras: practicar deporte, planificar actividades con amigos o dedicar tiempo a las aficiones son algunas de las actividades placenteras que hay que promover para disfrutar y relajarse en verano.
  • Alimentación y sueño: hay que cuidar la alimentación, aunque en este periodo muchas veces los desfases sean demasiado comunes. Lo mismo que con el sueño. No es necesario madrugar o acostarse pronto, pero mantener un ritmo de 8 horas de sueño al día favorece el bienestar emocional.

 

Si aún así no sabes cómo combatir ese estrés que te genera una rutina vacacional, contacta con nosotros. En Atlas Psicólogos encontrarás la ayuda que necesitas.  

 

Entradas Recientes

¡Reanudamos
actividad presencial!

Ven a vernos, cumplimos con todas las
medidas de seguridad

 

SABER MÁS

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar