Qué es, cómo surge y cómo calmar una crisis nerviosa

 En Síndromes y Trastornos

Es algo propio y normal del ser humano el sentirse incómodo o nervioso durante algún momento de su vida. Debido a la competitividad en el mundo laboral, la necesidad de tener que superar un examen de acceso o directamente el día previo a una boda, una persona se puede llegar a poner bastante ansiosa. El problema radica, en estos casos, cuando este tipo de angustia o ansiedad se sufre de forma recurrente con cierta frecuencia.

La crisis nerviosa se conoce de forma coloquial como ataque de nervios. La crisis nerviosa es una situación en donde la capacidad de la mente para gestionar determinadas situaciones ha llegado a su límite y, por lo tanto, el sistema nervioso se descontrola causando toda clase de problemas.

Una crisis nerviosa puede llegar a ser bastante peligrosa, ya que puede llevar a una persona a perder el control o autolesionarse. A pesar de que el ser humano está preparado para sobreponerse a alguna crisis nerviosa de vez en cuando, no está preparado para vivir en un continuo estado de ansiedad, por lo que es importante tratar de calmar la situación cuanto antes.

¿Cómo surge una crisis nerviosa?

Las causas que provocan una crisis nerviosa son de lo más variadas y también dependerán de la persona. Uno de los momentos más habituales en los que puede surgir una crisis nerviosa es cuando las demandas de la vida sobrepasan las capacidades para poder enfrentarse a ellas.

Algunos ejemplos de cuándo se puede producir una crisis nerviosa es con el fallecimiento de un ser querido, la pérdida de un trabajo, los problemas financieros, ser víctima de un abuso o de violencia, un robo, tener que vivir un desastre natural… En definitiva, muchos aspectos diferentes pudiendo también aflorar por la acumulación constante de presión.

También existen algunos factores de riesgo que pueden conducir a una crisis nerviosa. Las personas que tienen antecedentes personales o familiares de depresión o ansiedad son más propensas a sufrir crisis nerviosas. Esto podría ser por varias razones, ya sea por cuestiones genéticas o, por otro lado, por haber visto sufrir a un ser querido una crisis nerviosa.

¿Cómo se puede calmar una crisis nerviosa?

Una de las formas más fáciles de afrontar una crisis nerviosa es poder hablar con alguien de confianza. Nunca es bueno quedarse el estrés para uno mismo, por lo que compartir estos problemas servirá para sentir alivio y salir de los patrones habituales de los pensamientos negativos que suelen provocar.

En Atlas Psicólogos somos expertos en tratar crisis nerviosas, por lo que si necesitas que te ayudemos a superar esta situación nos podrás encontrar en Tres Cantos, Madrid y estaremos encantados de poder hablar de este problema contigo.

También puedes llevar a cabo ejercicio físico para tratar de prevenir estas crisis nerviosas. La actividad física es una vía de escape para que la mente desconecte de los problemas. Cuando practicas ejercicio tu cuerpo segrega endorfinas, una sustancia que produce placer al cerebro y mejora la sensación de bienestar.

Para superar las crisis nerviosas también está recomendado cambiar de hábitos. Evita el alcohol y las drogas siempre. Estas sustancias junto a la cafeína y el tabaco pueden generar estrés indebido en la persona al provocar pensamientos hiperactivos, justo lo que no se necesita cuando se trata de una crisis nerviosa.

Debes aprender a cuidarte de ti mismo y para ello puedes practicar diferentes situaciones. Aprende a decir “no” cuando no te apetezca hacer algo. Dedícate tiempo a ti mismo haciendo todo aquello que realmente te guste (siempre y cuando sea saludable) y, si crees que es necesario, no dudes en contar con ayuda profesional.

En Atlas Psicólogos podemos evaluar tu crisis nerviosa y proporcionarte la ayuda que necesitas. En ocasiones, estos problemas se superan de una forma más sencilla contando con ayuda profesional, por lo que nuestro equipo de psicólogos en Tres Cantos, Madrid, estará encantado de ayudarte.

Entradas Recientes