Cómo lidiar con la baja tolerancia a la frustración en 5 claves

 En Psicología

La baja tolerancia a la frustración puede ser un problema más grave de lo que en un principio puede parecer. Esta baja tolerancia precipita en la persona una serie de emociones negativas a la par que alimenta la autoexigencia, todo un cóctel de emociones para que, al final, acabe generando una baja autoestima.

Esta baja tolerancia a la frustración es un problema que le pasa a muchas personas y sucede cuando no aceptamos que las cosas pueden ir mal o, por lo menos, que no han salido como habíamos esperado. Además de la baja autoestima, tener una baja tolerancia a la frustración acaba provocando que la persona abandone constantemente las cosas que empieza o sufre de ansiedad cuando algo no sale como se lo espera.

Todo esto acaba derivando en un miedo y desmotivaciones constantes que son difíciles de lidiar a diario. En Atlas Psicólogos podemos ayudarte con la baja tolerancia a la frustración, por lo que te animamos a que contactes con nosotros a través de nuestra página web para que veas cómo podemos ayudarte. También nos puedes encontrar en Tres Cantos, Madrid. Por lo pronto, veamos cómo puedes trabajar la baja frustración.

Establece metas realistas

Muchas personas se frustran porque quieren alcanzar metas que, por desgracia, son inalcanzables de entrada. Es muy complicado sacarse el carnet de conducir con muy pocas prácticas o montar una empresa que tenga muchos beneficios nada más abrir.

Es muy importante que establezcas objetivos que sean realistas y posibles de alcanzar. Tener presente que algunos resultados se consiguen con el tiempo ayudará a evitar frustraciones futuras.

Acepta al error como parte del proceso

Aceptar de entrada que podemos cometer errores o que las cosas no tienen que salir necesariamente como esperamos será mucho más fácil de superar la frustración. Controlar todo, en ocasiones, resulta imposible y frustrante y muchas veces resulta imposible tener el control sobre ciertos aspectos que provocan que un proyecto pueda triunfar.

Además de que el error es parte del proceso, también debes entender que todo el mundo comete errores. Los errores son parte de la vida y, por lo tanto, no deberías de sentirte frustrado por cometerlos, simplemente aprender de la situación y mejorar a través de la experiencia.

El mundo no está en tu contra

Las personas que suelen tener baja tolerancia a la frustración tienden a pensar que el mundo está en su contra, que todo gira en torno a ellos. No pienses que hay un complot contra ti, que las acciones de los demás son personales.

Una de las claves para superar la frustración es saber asumir la responsabilidad y quitarse el victimismo de encima.

Gestiona mejor el estrés

Cuando se tiene un alto nivel de estrés, es normal que emociones asociadas como el miedo o la rabia pueden nublar el juicio de la persona. Antes de enfrentarte a algo o si te estás preparando, para ello es importante gestionar el estrés y liberar la tensión.

Para acabar con el estrés puedes optar por la meditación, practicar algo de deporte o dedicarle algo más de tiempo a tu ocio.

Aprende a reconocer la frustración

Si quieres aprender a controlar la frustración, es indispensable saber reconocerla. Cuando experimentes frustración es importante parar un momento para observar y entender cómo te sientes.

Es algo normal sentir frustración cuando algo no sale como lo esperado, pero, el problema en estos casos radica cuando el sentimiento adquiere una intensidad desproporcionada. Conocer este sentimiento es fundamental para que no pueda direccionar tus acciones al ser consciente de ello.

Además de llevar a cabo todas estas prácticas, te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros. En Atlas Psicólogos hemos ayudado a muchos pacientes a lidiar con la baja tolerancia a la frustración y ahora han dejado ese problema atrás.

Entradas Recientes