Tengo ansiedad: ¿voy al psicólogo o al psiquiatra?

 En Ansiedad

Tener momentos de ansiedad es algo que le sucede a todo el mundo en algún momento de la vida.

Sin embargo, cuando esa ansiedad se mantiene en el tiempo y comienza a afectar a nuestro día a día, hay que buscar la ayuda de un profesional. Pero ¿a quién acudir: psicólogo o psiquiatra?

Son muchas las personas que se plantean esta duda, especialmente porque estas profesiones están muy relacionadas entre sí.

Pero, aunque guarden algunas similitudes, también presentan diferencias sustanciales que hay que tener en cuenta a la hora de elegir a quién acudir.

¿Qué es la ansiedad?

Muchas situaciones de la vida son estresantes y pueden causar ansiedad: problemas en el trabajo, las relaciones sentimentales, situaciones económicas, mudanzas y cambios vitales, etc.

El estrés que generan estas experiencias es algo normal y que nos ayuda a seguir adelante, nos impulsa y nos avisa de que algo no funciona bien y que tenemos que cambiarlo.

Sin embargo, cuando estas emociones de ansiedad persisten en el tiempo o se agravan, pueden provocar trastornos como la ansiedad generalizada, la depresión y el aislamiento social. Los profesionales pueden enseñarte a manejar la ansiedad encontrando formas adecuadas de superarlas.

Como la ansiedad está bastante presente en nuestra sociedad, a veces, le quitamos la importancia que realmente tiene esta problemática. Aunque solo un profesional puede diagnosticar realmente si sufres ansiedad, puedes estar sufriendo un problema de ansiedad generalizada si presentas varios de estos síntomas:

  • Preocupación excesiva por las cosas cotidianas
  • Signos de agitación fisiológica (como ritmo cardíaco rápido, sudoración, temblores y boca seca)
  • Tensión muscular
  • Intranquilidad, nerviosismo o una necesidad de moverse constantemente.
  • Fatiga
  • Dificultad para concentrarte
  • Irritabilidad
  • Dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido

Si te ves reflejado en esta descripción de la ansiedad, es importante que acudas a un experto en busca de ayuda lo antes posible. De esa manera, evitarás un sufrimiento mayor en tu vida.

¿Cómo tratar la ansiedad?

Algunas personas creen que la ansiedad se “cura” dejando pasar el tiempo, pero no es así. El tiempo no lo cura todo y, en el caso de la ansiedad, puede llegar a cronificar el problema. Por ello, es esencial ponerse en tratamiento ante los primeros síntomas.

A rasgos generales, podemos decir que existen dos maneras para tratar la ansiedad: la psicoterapia y la medicación. Estos tratamientos pueden combinarse entre sí, lo que suele aportar mejores resultados.

  • Psicoterapia: Se orienta a buscar la causa real de tu problema y atajarlo desde la raíz, así como a entrenarte en técnicas específicas en el manejo de la ansiedad y de los síntomas asociados. Además, fomenta que puedas volver a realizar tareas que evitas como consecuencia de esa ansiedad.
  • Medicación: Hay un amplio abanico de tratamientos medicamentosos que pueden aliviar los síntomas de la ansiedad, como ciertos antidepresivos o las benzodiazepinas. Sin embargo, muchos de ellos solo proporcionan un alivio a corto plazo y no están recomendados para un uso a largo plazo. El tratamiento con una medicación u otra dependerá del tipo de ansiedad que presentes y de tu estado de salud general.

Entonces, ¿psicólogo o psiquiatra?

Como anunciábamos al inicio del artículo, hay cierta confusión respecto si debemos buscar la ayuda del psicólogo o psiquiatra. A veces, nos puede resultar complicado saber cuáles son las diferencias entre un psicólogo y un psiquiatra ya que ambos tratan enfermedades mentales y usan técnicas psicológicas. ¿Cómo saber a quién acudir?

La principal diferencia entre estas profesiones radica en los estudios que permiten ejercerlas.

Los psiquiatras estudian la carrera de medicina y se especializan en la vertiente psiquiátrica, por lo que su marco teórico es más biológico y fisiológico.

Así, el tratamiento que realiza el psiquiatra de la ansiedad está orientado a equilibrar la bioquímica cerebral para compensando los desequilibrios biológicos y fisiológicos que causa el trastorno.

Para ello, aunque puede utilizar herramientas psicológicas, se basa fundamentalmente en la prescripción de medicación.

Por su parte, el marco teórico de los psicólogos les permite valorar tanto aspectos puramente psicológicos, como comportamentales y sociales, incluyendo el contexto en el que se desarrolla el problema.

Así, el tratamiento del psicólogo para la ansiedad se enfoca en corregir y rehabilitar tanto el funcionamiento del cerebro como el comportamiento de la persona. Para ello, se centra en enseñar estrategias y técnicas para afrontar la problemática, incluyendo la parte emocional, cognitiva y conductual. El tratamiento psicológico es fundamental en este tipo de problemas.

No obstante, como ya hemos mencionado arriba, en ocasiones, es necesario recurrir a una combinación de ambas perspectivas.

El tratamiento farmacológico del psiquiatra aporta resultados rápidos para disminuir el nivel de ansiedad, lo que facilita realizar el trabajo psicológico.

Este último, por su parte, proporciona una mayor estabilidad a largo plazo ya que ayuda a que el paciente desarrolle estrategias que sirven tanto para minimizar la ansiedad como para prevenirla a futuro.

Si buscas la mejor solución a tu ansiedad, lo más importante es que acudas a un profesional, ya sea psicólogo o psiquiatra, para que te oriente en los pasos a seguir. En Atlas Psicólogos Tres Cantos, contamos con un equipo especializado en esta problemática y la primera consulta es 100% gratuita. ¡No dudes en contactarnos!

Entradas Recientes

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar